La cara cambiante de la banca: la urgencia de la digitalización

La pandemia de Covid-19 ha creado un léxico de nuevas palabras y frases para explicar y endulzar la realidad del siempre virulento virus. “Burbuja”, “Bloqueo”. El “distanciamiento social” se ha convertido en una inclusión diaria en el lenguaje de la vida contemporánea. Sin embargo, esta iteración lingüística no es la única construcción social relativa que ha cambiado.

La inteligencia artificial (IA) y la digitalización se han convertido en adiciones reconstituidas a la forma en que la sociedad se comporta en el escenario mundial alterado. Se han implementado ajustes para promover la salud y la seguridad públicas. Se reevaluaron las costumbres sociales convencionales. El uso de mascarillas es obligatorio, y luego no lo es. Los temperamentos se han desgastado, las reglas de derechos y una raza de humanos nuevos, identificados como “Karen”, han complacido y conmocionado a los canales de YouTube, convirtiéndose en un adjetivo de burla por derecho propio. A medida que estas normas de etiqueta y humanidad establecidas desde hace mucho tiempo han tenido que adaptarse, volviéndose innovadoras y progresistas en el proceso, la industria bancaria también ha tenido que reinventarse, ya que sus tradiciones y estructura se han visto íntimamente afectadas.

Covid-19 ha transformado radicalmente la forma en que se realiza la banca. Los bancos y las instituciones financieras están navegando por esta transición a medida que la industria se esfuerza por recuperarse en torno al crecimiento exponencial de las transacciones digitales. Desafiar este crecimiento ha sido la cuestión de mantener una presencia relevante. Además, el control de calidad de los productos ofrecidos requiere atención inmediata y continua para mantener la continuidad y relevancia en toda la industria.

Estos problemas se han visto obstaculizados por las instituciones bancarias tradicionales que mitigan los riesgos reales que implican la innovación y el cambio. Esto es independiente de la inversión. Esto es independiente del gasto en cuestiones como cumplimiento, gobernanza, riesgo y tecnología. Al hacer esto, la banca digital obtuvo ganancias de dos dígitos antes de la pandemia. Este gasto antes de que el mundo se detuviera ha dado sus frutos. Estas inversiones astutas han comenzado a cosechar recompensas sustanciales para los bancos minoristas y retadores prudentes y visionarios.

Esta sagacidad ha hecho que la base de clientes de los bancos digitales haya aumentado más del 300% en los últimos años. Estas encarnaciones financieras digitales han utilizado intuitivamente los riesgos adversos de digitalizar sus negocios principales de depósitos y préstamos para lograr interacciones personalizadas con una respuesta más rápida. Sin embargo, al hacer esto, los bancos continúan necesitando reconocer que necesitan atrincherarse en la intimidad de su base de clientes. Sus clientes viven ahora que trabajar desde casa y la conectividad a Internet son un elemento básico en el mundo moderno.

Los bancos deben comprender que la inteligencia artificial y / o los conocimientos digitales requieren integración. Esto significa que la asimilación de la tecnología digital necesita agilidad dentro de su proceso comercial. Esa fusión debe estar centrada en el cliente, con estrategias coherentes que sean multifacéticas. Esto significa que la industria necesita mantener un sistema omnicanal actual que maximice el valor real y el valor de sus respectivas inversiones tecnológicas.

Desafortunadamente, Covid-19 sigue siendo un inconveniente global siempre presente. El peligro continuo que agrava una empresa que ya se enfrenta requiere que esta industria integral e interconectada continúe pasando de estar centrada en el producto a centrarse en el cliente de manera fluida. Desde el ladrillo y el mortero hasta la digitalización. Solo así la banca satisfará las demandas de un panorama financiero en transformación radical.

¿Quiere saber más?
Youtap uses cookies to offer you a better browsing experience. By browsing this website, you agree to our use of cookies.